Daños causados en un hotel tras el atentado en Kismayo. AFP / REUTERS

Las fuerzas de seguridad de Somalia han puesto fin este sábado a un ataque perpetrado por el grupo terrorista Al Shabab en la ciudad portuaria de Kismayo, en el sur del país, en el que han perdido la vida al menos 29 personas y más de medio centenar resultaron heridas, según el balance facilitado por un portavoz de las autoridades locales. 

«La operación ha terminado», ha señalado el comandante de la Policía Mohamed Abdi. «Los cuatro agresores han muerto tras ser disparados», ha añadido. Entre las víctimas mortales figuran además dos estadounidenses, un británico, un canadiense, tres kenianos y tres tanzanos, según detalló a los medios el presidente del Estado regional de Jubalandia, Ahmed Madobe. Más de 56 personas han resultado heridas, entre ellos dos chinos, según declaraciones de Madobe a una radio regional. 

El ataque se inició con la explosión de un coche bomba frente al hotel, en el que se celebraba un encuentro entre parlamentarios y líderes políticos, tras lo que varios hombres armados irrumpieron en las instalaciones. Fuentes de seguridad citadas por el portal local de noticias Garowe Online han señalado que entre las víctimas mortales están el exministro regional Farid Yama y el candidato a las próximas presidenciales en Jubalandia Mohamed Ismael Shakur.

También perdieron la vida en este ataque la conocida presentadora de televisión somalí-canadiense Hodan Nalayeh, quien había regresado recientemente a Somalia para informar sobre historias positivas de su país, así como su marido, Farid Jama Suleiman. Otro periodista, Omar Sahal, también está entre los fallecidos.

Al Shabab ha reclamado la autoría del ataque, según ha recogido SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.

Abdiasis Abú Musab, portavoz de operaciones militares de Al Shabab, ha recalcado que «hay muchos muertos dentro del hotel, incluido un hombre blanco». «Controlamos el hotel», ha agregado. Así, ha detallado que «ha sido perpetrado un atentado con coche bomba (en el hotel) y después muyahidín armados han irrumpido en el mismo. Aún estamos combatiendo en el interior», ha zanjado.

El citado portal ha indicado que las fuerzas de seguridad han logrado evacuar a varios parlamentarios y líderes locales. La reunión se celebraba de cara a las elecciones locales que tendrán lugar en agosto. Por su parte, el presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed, conocido popularmente como Farmajo, ha mostrado sus condolencias a los familiares de las víctimas.

«Este ataque terrorista en la ciudad de Kismayo refleja a los enemigos de los somalíes que tratan de desestabilizar a toda nuestra nación», ha afirmado el mandatario, quien ha descrito el ataque como «brutal». Además, el presidente ha asegurado que las fuerzas de seguridad federales y a nivel regional habían alertado de la seguridad antes.

La ciudad de Kismayo se encuentra situada en la provincia de Bajo Yuba, en el sur del país africano. El grupo fue expulsado de Kismayo en 2012, si bien controla zonas situadas en sus alrededores.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: