Las 29.000 entradas puestas a la venta para ver a las selecciones nacionales de Argentina y Uruguay en Israel se agotaron la semana pasada en menos de dos horas, y se espera que este lunes el estadio Bloomfield de Tel Aviv esté abarrotado de aficionados para ver el duelo entre estrellas como Lionel Messi y Luis Suárez.

La situación de seguridad de Israel, que estos últimos días vivió una escalada de violencia con Yihad Islámica en Gaza, que lanzó casi medio millar de cohetes hacia territorio israelí, puso en entredicho la celebración del amistoso, pero tras la tregua que este jueves entró en vigor, los organizadores del duelo insistieron a Efe que se podrá disputar con normalidad.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: