Adolfo Suárez Illana será el número dos del PP por Madrid, según anunció esta mañana el presidente del PP, Pablo Casado, organizado por el diario El Mundo bajo el nombre La España necesaria. A pesar de que no ha desvelado este puesto hasta hoy lunes, justo el día en que se termina el plazo para presentar candidaturas, Casado aseguró que la oferta de ser su dos se la hizo a Suárez, en Ávila, el 2 de agosto.

Las razones, explicó Casado, es que encarna los principios y valores que siempre ha defendido él y el PP, y porque el 21 de julio, fecha en la que el Congreso del PP le eligió presidente, le acompañó para subrayar que su presidencia apoya una nueva visión del centro derecha. Y él, que es “depositario del legado de Adolfo Suárez”, demuestra que el PP está en el centro y quiere el consenso y la concordia. “Esa prudencia, ese patriotismo y esa concordia” es lo que representa el PP, frente a los que “pretenden dividir a los españoles”. Lo hace porque considera que “los nietos de la transición” deben reivindicar “la España constitucional”.






Programa

Casado quiere convertir la economía en el eje de la campaña electoral

Pero aparte de las cuestiones internas, Pablo Casado emuló a Mariano Rajoy y basó su discurso en la economía, porque como dijo Bill Clinton, recordó el presidente del PP, “es la economía, idiota”, porque considera que en los nueve meses de Gobierno de Sánchez todos los indicadores se han deteriorado y corremos el riesgo de caer en una nueva recesión”, lo que el presidente quiere ocultar, dijo. Insistió en lo ya anunciado: bajada del IRPF por debajo del 40%, del Impuesto de Sociedades por debajo del 20%, y supresión de los impuestos de sucesiones, donaciones, patrimonio y Actos Jurídicos Documentados.

Sin embargo la novedad estará en lo que llamó “una fiscalización revolucionaria en el ahorro”, que pasa por garantizar las deducciones en los planes de pensiones, que ahora están en 8.000 euros, y aplicársela igual a los planes de ahorro al margen de los de pensiones, así como a la vivienda habitual, con lo que Casado pretende recuperar la deducción por vivienda que se quitó hace unos años.

El presidente del PP, Pablo Casado, junto a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, entre otras personalidades, momentos antes de e su intervención este lunes en el espacio de foros ‘La España necesaria’
(Ballesteros / EFE)






Dentro de ese programa económico en el que el líder del PP basó su intervención, habló también de una racionalización de la administración en el gasto público, que ampliar a la CORA que en época de Rajoy ya ahorró 40.000 millones de euros, adelgazando la administración en torno a la eficiencia. También incluye una “autopista administrativa, para reducir los costes burocráticos” y que por ejemplo se pueda crear una empresa en cinco días.

Y el anuncio estrella fue una “ley de armonización de la unidad de mercado”, para que cualquiera que quiera pueda emprender con una sola licencia y un solo permiso. Esta ley trataría de profundizar en la Ley de Unidad de Mercado que se aprobó durante el Gobierno de Rajoy, pero que ha sido objeto de recurso por determinadas autonomías, ante el Tribunal Constitucional. Casado considera que con el artículo 150.3 de la Constitución, que garantiza la unidad de mercado, se puede abordar esta armonización.


Educación

El PP pretende que la lengua no sea obligatoria en ninguna oposición a la educación

El presidente del PP, Pablo Casado habló también, y mucho, sobre la educación, ,tanto de la Formación Profesional como de la educación general, con un MIR para los profesores, pero sobre todo con la propuesta de que las oposiciones tengan carácter estatal y que “en ningún tipo de selección la lengua sea barrera de acceso”, que pueda ser un mérito, pero no una obligación, de forma que cualquiera, de cualquier lugar de España, pueda acceder a un puesto en cualquier comunidad autónoma.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: