Adaptarse a una crisis climática “inevitable” y reducir sus propias emisiones para evitar que el problema vaya a más: esos son los mayores retos a los que se enfrenta la agricultura y que estarán presentes en la próxima cumbre del clima de Madrid.

“El cambio climático es inevitable hasta el punto de que la temperatura ya ha crecido un grado (centígrado respecto a los niveles preindustriales). No queremos el peor escenario, el de un aumento de cuatro grados. Hay que trabajar para no ir a peor”, sintetiza a Efe el director de Clima de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Alexander Jones.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: