El marroquí Achraf Hakimi y el chileno Arturo Vidal, fichados por el Inter de Milán, el español Álvaro Morata y el brasileño Arthur Melo, incorporados por el Juventus, y los también españoles Borja Mayoral y Brahim Díaz, que firmaron respectivamente con Roma y Milan, cambiaron la Liga por la Serie A en el mercado veraniego 2020 italiano, que se cerró oficialmente este lunes.

En una sesión marcada por la crisis económica causada por la pandemia, los clubes italianos aprovecharon la «operación salida» del Real Madrid, el Barcelona o el Atlético Madrid para reforzar sus plantillas con jugadores de experiencia, recorrido internacional y, a la vez, precio más accesible con respecto a los años pasados.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: