El líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, atiende a los medios de comunicación este domingo en la sede del partido. En vídeo, declaraciones de Aguado. EMILIO NARANJO (efe) | efe

Las negociaciones para desbloquear el acuerdo de investidura en la Comunidad de Madrid se centraron este miércoles en el ir y venir de un documento “de dos folios” con propuestas de Vox que aspira a ser la llave para lograr el gobierno, como en Murcia. El partido de Rocío Monasterio aseguró que el texto es muy parecido al murciano. Cs lo describió como un “retroceso” y rechazó el contenido, incompatible según apuntó, con el acuerdo de 155 medidas que firmó con los populares. El PP hizo algún ajuste y dijo que es “perfectamente asumible por los tres partidos”. Los partidos rechazaron desvelar las versiones más recientes de las dos páginas sobre las que trabajan.

Vox envió por la mañana el texto a Ignacio Aguado. Primera edición del día. El líder de Cs había convocado a la prensa a las 12.15 para anunciar que está dispuesto a seguir la vía murciana y asumir un documento con propuestas de Vox que sean compatibles con lo pactado con el PP. No lo firmará, advirtió, pero sí abrió la puerta a sentarse con Monasterio, aunque señaló que todo se podría solucionar “en media hora”, con llamadas, correos electrónicos o a través de WhatsApp. En esa comparecencia, informó de que había recibido un texto de Vox poco antes de su cita con la prensa. Eran las dos páginas con potencial para desbloquear las negociaciones que llevan dos meses paradas, pero aseguró que no le había dado tiempo a leerlas y no las valoró.

Sin conocer las propuestas, según su versión, el líder de Cs señaló a Vox lo que considera aceptable y lo que no. “Si defiende bajar impuestos, respetar el orden constitucional, garantizar la libertad educativa en la Comunidad de Madrid, la austeridad, el control de la deuda, no tengo ningún problema en asumir esos compromisos”, aseguró. “Si lo que quieren es atacar los derechos del colectivo LGTB, estigmatizar a los inmigrantes, frivolizar con la violencia machista, lo que hacen es abocar a la Comunidad a una repetición electoral o un gobierno de (Ángel) Gabilondo con (Íñigo) Errejón”, advirtió.

Tras la comparecencia de Aguado, el PP emitió un comunicado a las dos de la tarde en el que aseguró que había elaborado “una alternativa al texto” de Vox. Segunda versión del documento, que según la formación de Isabel Díaz Ayuso, que aspira a gobernar la Comunidad, “es perfectamente asumible por los tres partidos y que, como en el caso de Murcia, responde a las ideas generales que pueden ser compartidas por las tres formaciones políticas”. “Con que Ciudadanos dé su opinión al breve texto, esta misma tarde estaría desbloqueado”, aseguró el PP sobre su documento, titulado Pacto por Madrid.

A Vox le pareció bien ese texto y lo devolvió con una pequeña modificación. Tercera edición.

El partido de Monasterio descartó hacer público el contenido, aunque la formación aseguró que es muy parecido al murciano. Fuentes de Ciudadanos afirmaron, sin embargo, ya sí, después de haberse leído la versión inicial de Vox, que el documento supone un “retroceso”, que “no es como el de Murcia”, “ni es compatible” con las medidas firmadas con el PP. Rechazo absoluto. Las mismas fuentes instaron a Vox a mostrarlo. No hubo comentarios sobre la versión del PP, que según dijo Díaz Ayuso en Twitter, “se lee en dos minutos”.

Todo el hermetismo en torno a las dos páginas saltó por los aires con algunas filtraciones que apuntalaban la versión de Cs: derogación de leyes contra la lgtbifobia en los centros escolares; acceso policial a información sobre inmigrantes en situación irregular y garantizar el cobro de la atención sanitaria a este colectivo.

Ninguno de los tres partidos confirmó esa información. El PP aseguró que esas condiciones ya se habían quedado viejas, que pertenecían a versiones anteriores del texto. “Lo importante es el documento definitivo”, añadieron. Otras fuentes conocedoras de las negociaciones afirmaron que la última edición ya no incluye derogar artículos de leyes concretas y que se centra en el derecho a los padres a decidir sobre la educación de sus hijos. No hicieron comentarios sobre los aspectos que tienen que ver con las personas migrantes.

Del ir y venir de dos folios lo único que quedó claro este miércoles es que su trasiego continuará.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: