El Casademont Zaragoza compareció en el último cuarto del encuentro que le enfrentó al Baxi Manresa, en el que había estado desaparecido hasta entonces, para remontar y llevarse una sufrida victoria ante un rival que fue mejor todo el encuentro pero que acabó sucumbiendo ante el empuje local (86-79).

El conjunto catalán vencía por un punto a falta de dos minutos para la conclusión pero la reacción de orgullo local tras un mal encuentro, y el acierto en los libres en los últimos segundos, acabó decantando un partido que permite romper a los maños un racha de dos derrotas consecutivas y que le asienta en la tercera posición mientras que hace subir la negativa de su rival a tres encuentros sin ganar.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: