El Iberostar Tenerife, sin hacer un juego brillante, superó este martes a otro de los grandes favoritos del Grupo C de la Liga de Campeones FIBA, el Brose Bamberg (82-64), en un choque muy igualado y que se decidió después de un buen último cuarto de los tinerfeños, más acertados que su rival.

Era complicado afrontar un partido ante un rival como el alemán después de la severa derrota del equipo insular ante el Barça el pasado domingo, pero supo, en dos días, cambiar rápido el “chip” y ponerse en “modo Europa”, conscientes de que la victoria les iba a permitir aumentar distancia ante sus más directos rivales en la lucha por terminar líderes tras la primera fase.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: