Balón de oxígeno para el Joventut, que se apuntó este sábado la primera victoria de la temporada en la Liga Endesa ante un Movistar Estudiantes que mandó en el marcador durante toda la primera mitad. Los locales reaccionaron tras el descanso y terminaron llevándose el gato al agua en un encuentro repleto de emoción hasta el final (78-76).

Las cosas empezaron torciéndose para el Joventut en el inicio, con un parcial de 0-5. El conjunto badalonés miró por el retrovisor al Estudiantes a lo largo de todo el primer cuarto. El equipo madrileño hizo de la pintura su mejor aliado, y anotó 12 puntos de esa manera gracias a un imperial Arteaga.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: