Un pobre Valencia Basket, sin argumentos y sin confianza, sumó su cuarta derrota seguida en una Euroliga en la que no conoce la victoria en la pista de un Maccabi Tel Aviv que no tuvo que esforzarse demasiado para llevarse un cómodo triunfo (76-63).

Sabiendo de las dudas con las que llegaba el equipo tras tres derrotas seguidas entre la ACB y Europa, Fernando San Emeterio trató y consiguió tirar del ataque del Valencia en los primeros minutos y eso le sirvió para entrar en el choque, aunque Wolters aprovechó los problemas defensivos de Quino Colom para poner en marcha al Maccabi y darle la iniciativa del juego y del marcador.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: