Un despiste cuando ya tenía controlado el partido, obligó al Valencia Basket a tener que protagonizar un arreón final, que concretó en un parcial de 5-20 de la mano de Alberto Abalde, Mike Tobey y Joan Sastre, para llevarse el triunfo ante un MoraBanc Andorra mermado pero batallador en el primer encuentro de ambos en la fase final de la ACB.

Ejerciendo de anfitrión pero sin público en las gradas que le aliente, y en este caso jugando oficialmente como visitante y en el banquillo contrario al que suele usar, el Valencia Basket notó mucho el diferente estado de forma de sus jugadores y tuvo que aferrarse a los más enchufados para no perder el choque.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: