El Valencia Basket demostró este miércoles su capacidad de adaptación y, pese a no poder impedir que el ASVEL Villeurbanne impusiera su modo de juego en el choque que disputaron, se llevó el triunfo y el torneo amistoso de pretemporada de la Euroliga que ha acogido la Fonteta aunque este miércoles fuera visitante.

Arrancó el Valencia bien dirigido por Guillem Vives pero le costó tener continuidad en ataque y eso permitió que el ASVEL, con apenas un par de triples, amenzara su dominio del marcador. Pero una canasta de Nikola Kalinic y la aparición como otro asistente de Dubljevic dio a los locales el impulso que necesitaban para abrir un pequeño hueco.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: