El consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, reunido con el gabinete de crisis por el brote de listeriosis. / En vídeo: Declaraciones de Aguirre y del jefe de la unidad de infecciosos del Hospital Virgen del Rocío. foto: ALEJANDRO RUESGA | vídeo: efe

La Junta de Andalucía ha elevado esta mañana a 80 la cifra de personas afectadas por el brote de listeriosis tras consumir carne mechada de la marca La Mechá. De ellos, 56 permanecen ingresados en hospitales, de los cuales seis lo están en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y 15 son mujeres embarazadas. La Consejería de Salud investiga también si el aborto sufrido por otra mujer el pasado 2 de agosto está relacionado con el brote.

Esta enfermedad es una infección causada por la bacteria Listeria monocytogenes, que llega al organismo a través de alimentos contaminados. Aunque en personas sanas suele cursar asintomática o con cuadros leves —trastornos digestivos, fiebre…—, el patógeno puede ser muy grave e incluso mortal en personas mayores, recién nacidos y pacientes con el sistema inmunológico debilitado por otras dolencias. La bacteria también es peligrosa durante el embarazo, cuando puede causar abortos, muerte fetal y graves secuelas al bebé.

La Junta de Andalucía ha informado de que la compañía productora ha comercializado la carne en otras zonas fuera de España además de Andalucía. Estas son la Comunidad de Madrid, Extremadura y la provincia de Girona. La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha señalado que el Ministerio se encuentra «en alerta» y siguiendo el desarrollo del brote.

La mayor parte de los casos de enfermos hospitalizados, 43, están en Sevilla, mientras el resto son cinco en Huelva, cinco en Cádiz, dos en Málaga y uno en Granada. De los seis pacientes en estado grave e ingresados en la UCI, cuatro han mejorado y podrían ser subidos a planta, según ha informado Salud. 

De las 15 mujeres embarazadas afectadas, 11 están recibiendo seguimiento y monitorización continua por el servicio de Ginecología del Virgen del Rocío mientras se investiga su vinculación con el brote. “Estamos pendientes de las pruebas microbiológicas”, ha señalado José Rumbao, coordinador de la Dirección General de Asistencia Sanitaria de la Junta de Andalucía. Se estudia todavía la relación con el brote que tuvo la interrupción involuntaria del embarazo de una mujer el 2 de agosto. Este caso podría sumarse al de otra embarazada, que perdió a su bebé cuando se encontraba en el tercer trimestre de gestación tras sufrir una hemorragia y detectarse en la placenta listeriosis.

Magrudis, la empresa propietaria del producto que ha dado origen al brote de listeriosis por el que el 15 de agosto se decretó el estado de alerta sanitaria en Andalucía, sigue realizando análisis para detectar en qué punto de la cadena productora de la carne se produjo el contagio por listeria. La consejería ha revelado, eso sí, que la infección hubo de desarrollarse en cualquier fase posterior al horneado. La empresa, según destacan, tiene un sistema de verificación que constata que la carne sale a 83,9º del horno, lo que implica que en ese momento se encuentra totalmente estéril. “Están llevando a cabo una investigación profunda desde el horneado en adelante para ver cómo se produjo el contagio”, ha afirmado Jesús Peinado, subdirector de Protección de la Salud de la Dirección General de Salud Pública.

Peinado ha indicado que la mayor parte del producto se ha distribuido en Andalucía, aunque ha destacado que dentro del informe de “más de 200 folios” de clientes a los que se enviaron los lotes, distribuyó envases a Extremadura —donde envió una muestra comercial a una empresa—, a una cadena comercial de Madrid y es posible que también en Girona.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía Juan Manuel Moreno ha rechazado hoy las críticas vertidas por grupos de la oposición como Adelante Andalucía sobre la gestión del Gobierno andaluz en relación con el brote de listeriosis. La presidenta de este grupo parlamentario, Ángela Aguilera, ha criticado el lapso de tiempo transcurrido entre la detección del brote y su comunicación formal a la población. Esto, según lamentó, ha podido provocar que centenares de usuarios del producto hayan podido seguir consumiéndolo, «pese a existir evidencias de que había lotes infectados».

En declaraciones durante su asistencia a la toma de posesión de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid, Moreno ha explicado que desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS) “se ha actuado conforme al protocolo establecido en este tipo de casos”. Unas palabras que ha secundado el subdirector de Protección de la Salud, Jesús Peinado: “Se ha actuado inminentemente. En apenas horas tras confirmar la existencia del brote, ya habíamos decretado el estado de alerta sanitaria”.

La Asociación de Consumidores en Acción (Facua) ha solicitado también que se decrete la “alerta nacional». Rubén Sánchez, portavoz de la asociación, ha pedido la “aplicación inmediata” del artículo 26 de la ley de seguridad alimentaria, ya que existe la posibilidad de contagio en familias procedentes de otras comunidades que hubieran ingerido la carne afectada mientras desarrollaban sus vacaciones en Andalucía.

 




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: