Internacional

38 años después, Angola elige a un presidente y no es Dos Santos | Internacional


Angola ha iniciado la campaña electoral más extraña desde su independencia de Portugal en 1975: por primera vez el pueblo angoleño no tendrá que votar a Eduardo Dos Santos, presidente del país desde hace 38 años.

Desde la independencia, Angola solo ha conocido a dos presidentes: Agostinho Neto (1975-79) y Eduardo Dos Santos. Este último heredó el liderazgo del todopoderoso MPLA (Movimiento Popular de Liberación de Angola) y, con él, del Gobierno cuando murió Neto. Una larga guerra civil entre los dos principales partidos, MPLA y UNITA (Unión Nacional para la Independencia Total de Angola), hizo que solo se convocaran tres elecciones nacionales en estas décadas y, además, en condiciones democráticas precarias. Ahora son llamados a las urnas más de nueve millones de ciudadanos que elegirán entre seis listas, aunque las favoritas siguen siendo las mismas: el UNITA de Isaías Samakuva y el MPLA.

Desde la Constitución de 2010 solo puede ser presidente del país el cabeza de lista más votado del círculo nacional y en ellas no figura Eduardo dos Santos. Angola elige 220 diputados, 130 por el círculo nacional y cinco más por cada una de las 18 provincias.

Gravemente enfermo, Dos Santos está preparando una salida ordenada para que su partido y sus intereses económicos se mantengan. Su ministro de Defensa, João Lourenço, de 63 años de edad, es el cabeza de lista del MPLA y máximo favorito a la victoria de una campaña que va a durar un mes.

Los cambios del futuro régimen no acaban aquí. El viernes, el Parlamento aprobó un decreto para que Dos Santos siga teniendo la potestad de nombrar a los jefes del Ejército, de la Policía Nacional y de los Servicios de Inteligencia para los próximos cuatro años, prorrogables a otros cuatro.

En los asuntos económicos nacionales particulares, el hijo del presidente José Filomeno es el presidente del Fondo Soberano y su hija Isabel, la mujer más rica de África, preside Sonangol, la petrolífera estatal, clave en la economía del país.

El Gobierno no ha autorizado la llegada de observadores europeos  para la campaña electoral

Así pues, la campaña se desarrolla en circunstancias inéditas por el relevo de Dos Santos (que cumplirá 75 años el 25 de agosto) y la situación económica y del país, que vive de la exportación del petróleo y cuyo precio ha caído a la mitad en los últimos años.

El descontento social puede castigar al partido gobernante MPLA, aunque no tanto como para perder el poder. En 2012, el partido de Dos Santos obtuvo el 72% de los votos, frente al 18,6% de UNITA y el 6% del CASA.

Los observadores europeos para seguir la limpieza del proceso y recuento electoral no han sido autorizados. La Unión Europea exigía que sus técnicos pudieran viajar libremente por todo el país y Dos Santos no dio el permiso para hacerlo. Samakuva, líder de UNITA, ya ha denunciado en su primer mitin “la intolerancia política”, debido a que la propaganda que iba a distribuir en los actos electorales ha sido quemada.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *