El mexicano Javier Aguirre logró su primera victoria al frente del Leganés al vencer por 3-2 al Celta de Vigo en un duelo que -gracias a dos golazos de Óscar- llegó a dominar por 3-0 y en el que terminó sufriendo, pese a que parecía todo sentenciado en el arranque de la segunda parte.

Afrontaba la cita el entrenador como un exigente examen después de que los blanquiazules hicieran los deberes ante tres punteros como la Real Sociedad, el Barcelona y el Sevilla. Solo contra los primeros el esfuerzo trajo consigo un resultado positivo pero la sensación era que el equipo llegaría con la lección aprendida a las pruebas trascendentes.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: