Osasuna no tuvo un buen comienzo este domingo en el RCDE Stadium contra el Espanyol al encajar un gol de penalti de Marc Roca en el minuto 18, pero remontó en los tres siguientes a la reanudación con dianas de Rubén García y Chimy Ávila, este último tras un despiste defensivo claro.

Tampoco sirvió de nada que Roncaglia viera la segunda amarilla en el minuto 52, ya que los de Jagoba Arrasate aguantaron el marcador sin excesivos problemas e incluso firmaron el tercer tanto en el 84. Faltaba uno más: un penalti de Pipa sobre Chimy Ávila que transformó Roberto Torres en el tiempo añadido. Y el 2-4 inocuo de Calleri después.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: