El Sevilla, con un gol del canterano Bryan Gil y otro del israelí Munas Dabbur en la segunda mitad, ganó por 2-0 al Qarabag tras un choque aburrido y sin ritmo, amplió así a cinco su pleno de triunfos en su grupo de la Liga Europa y dejó a los azerbaiyanos sin opciones matemáticas de pasar a los dieciseisavos.

Tras una mala primera mitad, en la que ambos equipos fueron incapaces de imprimir fluidez al juego y apenas hubo ocasiones claras de gol, los sevillistas, que ya estaban clasificados de forma matemática, insistieron en desarbolar a la poblada zaga visitante y, aunque sin brillantez, hallaron el premio en la segunda parte y resolvieron el trámite ante un Qarabag endeble e inofensivo.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: