Cultura

18 libros, dos películas y una ópera para Pedro Sánchez | Cultura


Hay políticos como Emmanuel Macron que fueron filósofos antes de llegar al poder. Otros, como George W. Bush, no eran lectores pero tenían la casa llena de libros gracias a su esposa, prestigiosa bibliotecaria. En España, Mariano Rajoy se vanagloriaba de leer, básicamente, un diario deportivo y el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, transita un camino intermedio entre todos estos puntos. Lector de novela negra para relajarse, cuando se le pregunta por sus aficiones literarias Sánchez cita a clásicos como Shakespeare o Lope de Vega. EL PAÍS reúne un heterogéneo grupo de pensadores, artistas, escritores, historiadores y filósofos para que le propongan diversas lecturas en otras tantas áreas.

Marta Sanz (Escritora). “Miau, de Benito Pérez Galdós (Alianza), porque en ella se cuenta la importancia de la mesocracia y se anuncia ya la destrucción de la clase media y la existencia de cesantes. Esto es de una actualidad espectacular porque si hay una prioridad de este Gobierno es luchar contra la gran brecha de desigualdad que sufre este país”.

Fernando Savater (Filósofo y escritor). “Sobre la libertad, de John Stuart Mill. Porque es breve, inteligente y puede ser tan útil a los socialdemócratas como a los liberales, siempre que se lea completo y no tomando solo cada cual lo que conviene a sus prejuicios. Si aún le queda tiempo puede complementar esa lectura esencial con otro libro también breve del mismo pensador, titulado Utilitarismo”.

Alicia H. Puleo (Filósofa). “Le recomendaría leer un clásico del feminismo: Política sexual, de Kate Millett (Cátedra). Sienta las bases del análisis feminista de la sociedad contemporánea y ofrece un apasionante relato de los avances de las mujeres y de cómo se intentó impedirlos en la política del siglo XX”. 

Javier Gomá (Filósofo). “Dos libros de Maquiavelo. En primer lugar, El príncipe. Sánchez invoca con frecuencia el concepto de ejemplaridad y en este tratado no encontrará rastro de ella. Y en segundo lugar, sus Discursos, su obra menos maquiavélica, de hondo aliento republicano, que pone en el centro al ciudadano, orgulloso poseedor de derechos, y que ensalza la virtud de la participación política”.

Berta Vías Mahou (Escritora). “El hombre sin atributos, Robert Musil (Seix Barral) porque es un libro que muestra a un hombre pensando y haciéndolo a un muy alto nivel desde el punto de vista filosófico e incluso científico. Y porque es un libro que amplía nuestras posibilidades de enfrentarnos al mundo y a la vida”.

Le recomiendo Miau, porque en ella se cuenta la importancia de la mesocracia y se anuncia ya la destrucción de la clase media

Marta Sanz

Joaquín Estefanía (Periodista). “Aunque ha nombrado al menos a dos ministros que conocen muy bien la Unión Europea, le recomendaría las memorias de Yanis Varoufakis Comportarse como adultos. Mi batalla contra el `establishment´ europeo (Deusto) para que no caiga en las trampas para osos de las que a veces está sembrado el territorio del viejo continente. Cuando Varoufakis las encontró, ya no estaba a tiempo”.

Elvira Sastre (Poeta). “Escojo uno de la poeta africana Warsan Shire, Teaching my mother how to give birth (2011, North American Edition). Es joven, es mujer y tiene éxito, pero eso no es lo que importa, en absoluto. Lo verdaderamente importante es el mensaje de su poesía: habla de la lucha feminista, de la integridad de las mujeres, relata con crudeza casos de violación y expone la injusticia social a la que estamos todas expuestas”. 

Julián Casanova (Historiador). “De Mark Mazower La Europa negra (Barlin), un libro básico, y Gobernar el mundo, (Barlin) “la historia desde 1815 hasta la actualidad, de cómo las naciones se forjaron en imperios para gobernar el mundo. Porque un gobernante de la Europa del siglo XXI debe conocer lo que pasó en el continente en el XX, por los ecos que están llegando hoy, como con los nacionalismos o la emigración, y recordar lo que hicieron entonces los políticos. Y de Ian Kershaw, Descenso a los infiernos (Crítica), “que iría en la misma línea pero entre 1914 y 1945”.

Susana Pérez-Soler (Periodista e investigadora). “Comunicación y poder de Manuel Castells (Alianza). El libro explica cómo se construyen las relaciones de poder en la sociedad red. En estos tiempos de espectacularización de la política y en los que nada es trending topic si no genera polémica, es un libro de referencia para comprender la esfera mediática y las transformaciones que ha sufrido a raíz de la irrupción de Internet”.

Francisco Rico (Filólogo y académico de la RAE). “En otra ocasión le he recomendado, obviamente, el Quijote, donde está todo, incluida la realidad de Cataluña. Ahora le sugiero hojear a los constitucionalistas y liberales del Siglo de Oro español, en particular el Padre Vitoria y Francisco Suárez”.

Isabel Burdiel (Historiadora). “Postguerra, Una historia de Europa desde 1945, Tony Judt (Taurus) y Transición, de Santos Juliá  (Taurus). Las he elegido porque ambas analizan el mundo del que venimos, las encrucijadas y las soluciones que han dado lugar a lo que hoy empieza a tambalearse y suscita nuevos horizontes, nuevas encrucijadas y nuevas soluciones. Ambos libros hablan de pactos, rupturas y decisiones difíciles”.

Darío Villanueva (Director de la RAE): España invertebrada, de José Ortega y Gasset, porque “casi cien años después de su publicación, sigue aclarando nuestro llamado problema territorial”. El político, de Baltasar Gracián. “Es un prontuario de discreción para el gobernante, sin el cinismo (brillante) de Maquiavelo”. Y de Rubén Darío, el poemario Cantos de vida y esperanza, “que habla del poeta, pero también de España vista desde América. ¿Escribiría Rubén Darío hoy una Oda a Trump?”.

Almodóvar, Coixet y Matabosch
aconsejan qué ver y oír

Gregorio Belinchón / Ferran Bono

Joan Matabosch, director artístico del Teatro Real, recomendaría al nuevo presidente “y a cualquier político de cualquier partido”, la tetralogía wagneriana, cuyo prólogo, El oro del Rin, forma parte de la próxima temporada del Teatro Real. “Es una extraordinaria metáfora de la sociedad actual: políticos sin escrúpulos cuyo único objetivo es el poder provocan una catástrofe ecológica que se acaba convirtiendo en una catástrofe moral. La obra está explicada por Wagner a través de la mitología germánica, pero las resonancias actuales son cada día más inquietantes”.

El cineasta Pedro Almodóvar le recomienda a Pedro Sánchez que vea El hilo invisible, de Paul Thomas Anderson. “Tiene que ver mucho con la neurosis del poder. Así vería qué importante es tener a alguien como la hermana de la protagonista —en el caso de Sánchez, sería el Gobierno— que le entienda y que al final el egocentrismo y el exceso de poder sobre la gente que te rodea son lo peor para un creador, el modisto, o un ejecutor, el presidente”.

La cineasta Isabel Coixet prefiere que vea una película suya, La librería, la última triunfadora de los Goya. “Habla de gente del pueblo, y refleja bien las consecuencias que en un microcosmos se dan cuando alguien hace lo que tiene que hacer contra todo y contra todos”.

Josep Pons, director de la orquesta del Liceu, aconseja Diálogos sobre Mozart. Reflexiones sobre la actividad musical (Acantilado), de Nikolaus Harnoncourt. “No hace falta que se instruya sobre Mozart, pero a través de este libro hay una reflexión sobre el papel del arte y de la música en la sociedad, del arte como única forma para acercarnos a la imaginación en un mundo reducido al sí y no”.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment