Hoy es un día para luchar contra la estigmatización del sida y para concienciar y sensibilizar acerca de esta enfermedad. Durante estos días cercanos a El Día internacional del SIDA, que se conmemoró por primera vez el 1 de diciembre, diversos centros de salud, hospitales y entidades sociales realizan campañas de sensibilización con distribución de materiales, charlas y sesiones de formación.

La Comunidad de Madrid ha aprovechado este domingo para recalcar la importancia de la prevención para atajar los contagios y recuerda los 38 dispositivos de la Red de Pruebas Rápidas de VIH que hay en la región. Y es que en la Comunidad se han registrado en los últimos diez años 10.256 infecciones por VIH, lo que supone alrededor de 1.000 nuevos diagnósticos de infección por VIH cada año.

El VIH se empezó a conocer en España, y por desgracia a estigmatizarse, en la década de los 80, en los tiempos de la llamada `movida madrileña´. La droga empezó a destruir vidas y precisamente los usuarios de drogas inyectables, se dieron de bruces con este virus, sin saber siquiera qué era o cómo tratarlo. Afortunadamente, tres décadas después, esta enfermedad empieza a estar menos estigmatizada y los portadores ya no son rechazados ni excluidos. Además, Sanidad y diversas ONG´s trabajan para seguir concienciando a la población sobre prácticas sexuales sanas sin riesgo de contagio y cada vez hay más opciones para hacer la detección y el tratamiento más fáciles.

¿Cómo detectar el VIH? ¿Qué son las pruebas rápidas?

Las pruebas rápidas de detección pueden hacerse mediante el análisis de una muestra de sangre o saliva. A pesar de que el resultado sea positivo hay que hacer una prueba más específica para eliminar cualquier posibilidad de error y determinar que la persona tiene VIH. Esta prueba se llama Western Blot y un resultado positivo tras esta prueba (que se realiza sobre la misma muestra de sangre) nos indica que la persona tiene VIH. En la Comunidad de Madrid hay 38 dispositivos de prueba rápida de VIH (por sangre capilar y fluido oral) y de sífilis, 12 son de la Consejería de Sanidad, 17 de las ONG.

Por otro lado, a día de hoy existe un autotest de VIH una prueba que en tan solo veinte minutos señala la presencia de anticuerpos anti-VIH-1 y/o anti-VIH-2 a partir de una gota de sangre extraída de la yema del dedo. Este autotest está a la venta en todas las farmacias de España (y en sus páginas web) y se puede comprar sin receta médica.

Referentes de la lucha contra el VIH

Freddie Mercury marcó un antes y un después en la lucha contra el SIDA, al anunciar el 23 de noviembre de 1991 que era portador del virus. Esto supuso una revolución en un momento en el que hablar sobre este virus, que cargaba un estigma demoledor y que se achacaba a una vida sexual desenfrenada y descontrolada, era casi tabú. Tras la muerte del cantante de Queen, un día después de anunciar al mundo que tenía SIDA, su formación creó una Asociación con su nombre para recaudar fondos en la lucha contra el Sida.

Otro de los rostros conocidos que lucha contra esta enfermedad es Conchita Wurst revela, ganadora de Eurovisión 2014. La cantante anunciaba el año pasado que era portadora de este virus y confesaba que lo hacía con la esperanza de»dar ánimos (a otros en situaciones similares) y haber dado un paso más en contra de la estigmatización de las personas que se han infectado, ya sea a través de su propio comportamiento o sin culpa propia».

El famoso actor Rock Hudson fue otro de los afectados por el VIH y de hecho falleció por esta enfermedad. En el año 85 al famoso actor de la època de oro de Hollywood no le quedo otra que confesar que padecía SIDA ya que su cuerpo tenía marcas evidentes de que sufría esta enfermedad, fue en ese año también cuando falleció y perdió la batalla contra el VIH.

La modelo estadounidense, Gia Carangi, fue una de las primeras mujeres en confesar que padecía esta enfermedad. También fue una revelación polémica porque EL SIDA antiguamente se pensaba que afectaba principalmente a los hombres y homesexuales. Así, Carangi revelando que era portadora de este virus, por el que falleció poco después de anunciar que padecía esta enfermad, acabó con esa idea de que el SIDA no era cosa de mujeres.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: