El Athletic de Bilbao venció al Osasuna del Chimy Ávila y Facundo Roncaglia por 1-2 en lo que fue el final de la racha de 31 partidos de los rojillos sin perder en El Sadar. El conjunto bilbaíno supo aprovechar los errores de la zaga osasunista para sumar 3 puntos y afianzarse en la zona noble de la clasificación.

Arrancó el partido con malas noticias para Osasuna. El argentino Chimy Ávila veía la tarjeta amarilla en el minuto 2 por una falta sobre Yuri que el colegiado del encuentro interpretó como dura. Durante los primeros compases del partido, ambos equipos se dedicaron a esperar al rival hasta que en el minuto 8 de partido el VAR anulaba un gol a Raúl García por fuera de juego. El Athletic avisaba.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: